Get Adobe Flash player

Donde come uno…

Si se está en busca de la verdadera mística de Valparaíso y experimentar cómo vivían los antiguos porteños, y muchos bohemios de hoy, este es sin duda el lugar al que debe dirigirse. Esto porque todas las vivencias de un Valparaíso lleno de nostalgias y pasado se pueden encontrar aquí.

Ubicado en un punto neurálgico, algo así como el viejo ombligo de la ciudad, la Plaza Aníbal Pinto, el bar-restaurante Cinzano lleva más de un siglo cautivando a su público con su grato y entretenido ambiente, abundantes y sabrosos platos a la chilena, música en vivo, buen servicio y convenientes precios.

Es este el punto de encuentro clásico y por excelencia del glorioso Valparaíso de principios del siglo XX, lleno de inmigrantes, hombres de negocios, y más de algún parroquiano que bajaba desde los cerros, los que amenizaban sus tardes después de una ardua jornada de trabajo en el reconocido Cinzano, con un buen vino en mano.

Así, hoy el local traslada a otras épocas con su bella decoración y recetas que rescatan lo popular de la esencia porteña. Fundado el año 1896, se caracteriza por ser uno de los rincones porteños más visitados de la región, constituyéndose como parte del circuito turístico de la ciudad y visita obligada para quienes llegan por primera vez a Valparaíso.

Lo anterior debido a su larga trayectoria, que lo han dejado impregnado de una serie de acontecimientos y recuerdos que tienen toda una historia, los que se pueden palpar en sus paredes y percibir en cada copa vino de lentamente van distendiendo la conversación.

UN LUGAR PARA TODOS

El Cinzano puede ser un clásico y tradicional, pero aún permanece plenamente vigente. Aquí todos son amigos y las diferencias no existen, transformándose en un lugar lleno de vida, en el que se reúne un público bastante heterogéneo, ya sea, jóvenes, adultos y hasta gente de la tercera edad, los que aún recuerda sus años mozos en el bar.

Esto provoca que en el local predomine un ambiente muy amistoso, tranquilo y familiar, donde todos se conocen y el trato es bastante personalizado. Asimismo, el Cinzano posibilita una amplia interacción e intercambio generacional, donde jóvenes universitarios son capaces de terminar sentados en la misma mesa compartiendo con quienes visitan el local desde las primeras décadas del siglo XX.

En este contexto, todos, sin importar su lugar de origen ni menos aún la edad que se tenga, disfrutan de la rica comida y amplia gama de tragos que ofrece el Cinzano, y más de algunos pueden terminar bailando acompañados de la pintoresca música que se presenta en el local.

DONDE COME UNO…

En cuanto a la oferta culinaria, lo que no se puede dejar de mencionar es lo contundente que resultan los platos del Cinzano, convirtiéndose así en una buena alternativa a la hora de optar por algo bueno, abundante y a precios accesibles, lo que para los turistas siempre es algo a tener en cuenta.

Una de las especialidades del lugar son las tradicionales “Chorrillanas”, plato típico que nació en Valparaíso y que consta de papas fritas, con cebolla y huevo frito, acompañadas de carne y chorizo picados.

También, el lugar se destaca por sus famosas parrilladas, entre las que se encuentra su más famosa, llamada “Cinzano”. Este plato, que lleva el mismo nombre del restaurante, está contemplado para una sola persona pero donde comen fácilmente dos, consiste en una chuleta, un trozo de costillar, una longaniza, una prieta y medio arrollado, acompañado de arroz y una papa cocida.

Además, de lunes a viernes, en el Cinzano se ofrece un menú ejecutivo para almorzar por un valor de $1700, el que varía su presentación todos los días sobre la base de una entrada, sopa, dos platos de fondo a elección y postre.

Pero sin duda son los días jueves, viernes y sábados por las noches cuando visitar el Cinzano se vuelve realmente toda una experiencia. Es ahí cuando el local demuestra porqué ha perdurado por tanto tiempo y es tan popular, llenándose de la más variada fauna porteña.

El ambiente se ameniza con música en vivo de viejo músicos que interpretan diferentes sonatas clásicas, poniendo énfasis en lo latinoamericano, como por ejemplo el tango, folclor chileno, boleros, samba e incluso música española, dando la posibilidad al público de participar de este encuentro.

Fuente: CapitalCultural.cl

Los comentarios están cerrados.